Boda de mi Hija Kassandra


Te extraño mucho hija de mi vida


Hoy es martes 1 de abril del año 2014, solo han transcurrido 9 días de tu partida y ya mi olfato no puede percibir tu dulce aroma, días de felicidad y alegría también días de tristeza y melancolía, yo nunca me prepare para este momento y quizás por eso me a pegado tan duro, si me pusiera a enumerar cuantos eventos han ocurrido en nuestras vidas no me alcanzaría lo que me queda de existencia para poder describirlos, las pocas desavenencias que existieron entre nosotros son ráfagas de viento muy fugases que no causaron daños sin embargo el amor que recibí de ti trasciende al extremo que hoy 9 días después que deje de verte me encuentro en un túnel muy oscuro que no tiene salida, cuando llegaste fue por un propósito de nuestro Dios el sabia que tu me ayudarías mucho y también sabia que yo seria ese soporte que tu ibas a necesitar, he luchado por no fallarle ni a Dios ni a ti y pienso que he logrado hacerlo, yo no quiero ser egoísta y es una lucha con mi yo interno, tu te mereces la felicidad y debo superar el deseo de querer tenerte siempre a mi lado no es justo pues estaría en contra de mi creencia en Dios y sus deseos para contigo y conmigo, se que tendré días que en mi soledad pensare mucho en ti y derramare unas lagrimas para fortalecer mi alma eres y serás esa niña a la cual siempre adore y voy adorar aquí y en el cielo cuando Dios me llame a su lado, me diste tanto amor me diste fortaleza ánimos para luchar sabiendo que no podía pensar en mi si no en ti que me necesitabas y levante mi espíritu con fuerza para decirte cada paso que debías dar para concluir tu restablecimiento, voy a extrañar esos momentos que conducía mi auto para llevarte a tus secciones de terapias y hablábamos de muchas cosas, reíamos y algunas veces compartíamos comernos un chicken sentados en el auto que lindos momentos, el 23 de marzo cuando te estabas casando en la ceremonia religiosa y escuchaba al sacerdote expresar la palabra de Dios yo miraba al cielo y decía Padre te pido que sea feliz ayúdala, protégela cuídamela mucho ella es mi niña del Alma.
No se cuando te volveré a ver pues te fuiste muy lejos pero si algo alimentara mi corazón es que algún día ese momento llegara y te podré estrechar en mi brazos como lo hice hace muy poco, siempre quedaran gravadas en mi mente esas palabras que dijiste en la ceremonia al referirte a mi te salieron del alma de esa alma pura que tienes, exactamente dijiste: “A mi papa que a veces tenemos discrepancias quiero decirte papa que yo te amo,
que yo te quiero mucho”, después de eso nos fundimos en un abrazo lleno de lagrimas.
Cuídate mucho y ten presente que si en algún momento me necesitas solo tendrás que decir padre ven a mi.

!Que Dios te Bendiga hija de mi Alma!

Dedicado a mi hija Kassandra

Abril 1 del 2014

© COPYRIGHT ~ Rudy ~ ® 2014
 Derechos Reservados