Mama, mi viejita linda
contigo fue diferente
yo disfrute esa gran dicha de tenerte muchos años.
Al hablar contigo tengo que decirte !Madre!
con signos de admiración.


Al morir tan joven nuestro padre
te hiciste cargo de dos funciones
madre y padre
y que bien lo hiciste mama
que orgulloso me siento.


Estoy seguro que muchas personas
hubieran querido tener una madre como tu.
Te quedaste con cuatro hijos pequeños
y no solo velaste por ellos
sino que también supiste enfrentar el reto
y desempeñarlo a cabalidad
nos educaste sola pero después
viviste orgullosa del fruto.
!MAMA!


Hay que ser un tremendo hijo para merecer
una mama como tú,en lo que ami respecta
yo solo fui un hijo
no un tremendo hijo.
Hoy te siento mas cerca
se que eres uno de esos Ángeles que vela por mi.
Hasta luego mama, aqui o allá un DIA
nos volveremos a encontrar.



 

 

 

 

                       

Ver Libro Anterior