Papa, cuanto te recuerdo,
aunque te fuiste muy rápido
nunca te he olvidado
como poder olvidar esa infancia
llena de amor y ternura
de jugar contigo, de tu enseñanza
de tu siempre preocupación,
de aquellas muchas navidades
al lado del arbolito junto a ti.

Si, es cierto solo fueron 16 años
mis primeros 16 años
antes que dios decidiera tu abrupta partida.
Pero sabes que papa?
dios como siempre fue condescendiente conmigo,
pues me dio un padre que fue un maestro,
un amigo, un ejemplo.

Cuando pienso en ti
recuerdo aquel militar recto
que supo darle a sus hijos además de amor
el respeto y los valores morales.
Bueno papa, hasta luego
siempre te tendré en mi corazón.

Autor: Rudy González


 

 

           

 

Entra para que veas el homenaje a mi Padre.

Ver Libro Anterior